RAWSON (ADNSUR) – Tras conocerse el fallo en la causa denominada "Apadrinados" y el desprendimiento de una causa por lavado de activos que involucraría al ex intendente de Comodoro Rivadavia, Néstor Di Pierro, los diputados Javier Touriñán  (FpV) y Eduardo Conde (Cambiemos) plantearon sus posturas al respecto. Touriñán sostuvo que “no tengo una opinión formada porque sería tomar una posición política o personal cuando en realidad es una cuestión técnica de un proceso judicial”, mientras que Conde remarcó que “los audios daban cuenta de la corrupción y el manejo espurio del dinero entre los operadores del poder político y algunos empresarios”, de modo que “insto a la justicia de Comodoro Rivadavia a que asuma la responsabilidad que les cabe y no discutan tecnicismos sobre la competencia de la materia”.

Consultado sobre la causa "Apadrinados" y los posibles vínculos políticos con el ex intendente de Comodoro, Néstor Di Pierro, Touriñán señaló que “no leí el fallo; sí leí en un portal algunas consideraciones. Me parece que opinar sobre una cosa que no he leído sería irresponsable de mi parte. Supongo que deberá explicarlo Di Pierro. No conozco los términos del fallo pero el Tribunal Oral Federal tomó una decisión”.

“Creo que se está trabajando sobre eso. Pero más allá de eso, no tengo una opinión formada porque sería tomar una posición política o personal cuando en realidad es una cuestión técnica de un proceso judicial”, remarcó.

Por su parte, el diputado Conde sostuvo que “la causa Apadrinados naturalmente ha estado instalada en la opinión pública y ha tenido una proyección más allá del aspecto puntual que dio origen a la causa y vinculada a cuestiones de naturaleza delictiva. Además, abrió las puertas a la sospecha de la corrupción en el ámbito del municipio de la ciudad”.

A su vez, remarcó que “se ha planteado tecnicismos acerca de quién es la competencia para tratar estas cuestiones. Hecho que hizo que el tema neurálgico que a mi juicio era la investigación de la corrupción en el seno del municipio de Comodoro Rivadavia, quedase diferido a la decisión de un órgano nacional para ver quién era el juez que iba a entender en la materia”.

“Esto fue fruto de las chicanas internas para no asumir la justica la responsabilidad de desentrañar este hecho escandaloso que no tiene precedente en la historia de la ciudad”, sostuvo.

Y aseguró que “los audios daban cuenta de la corrupción y el manejo espurio del dinero entre los operadores del poder político y algunos empresarios. El nivel de hipocresía y mediocridad de nuestra sociedad respecto a la resolución de estos conflictos, no se tolera”.

Por tal motivo, “insto a la justicia de Comodoro Rivadavia a que asuman la responsabilidad que les cabe y no discutan tecnicismos sobre la competencia de la materia porque el interés es la gente que está preocupada por estos hechos escandalosos que ocurren en nuestro territorio”, aseguró.