BUENOS AIRES (ADNSUR) -  El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García se refirió a las medidas implementadas desde el Gobierno Nacional en el marco de la pandemia de coronavirus. Y se refirió al anuncio que hizo este lunes el presidente Alberto Fernández, respecto a llegada de millones de dosis de la vacuna Sputnik V. Aclaró que aún no hay ningún convenio, pero si una intención de acuerdo comercial. “Estamos negociando con todos los que pareciera que vienen en la punta de esta carrera internacional”, dijo.

Asimismo, adelantó que la Argentina tiene propuestas para el mes de diciembre de la llegada de otras vacunas, aunque “no el volumen que dice tener Rusia”.  El ministro aclaró que la idea es “vacunar como mínimo a 2/3 de la población”. Aclaró que las dosis serán gratuitas. No obstante clamó prudencia al señalar que todas las vacunas más avanzadas aún se encuentran en fase 3.

Consultado al respecto de la grave situación que vuelve a atravesar Europa, declaró que en Argentina “hay riesgo de una segunda ola de contagios”. Y manifestó – en diálogo con Animales Sueltos - que el combate del COVID-19 “no tiene libreto ni libretita. Lo que está pasando está terminando con todas las verdades que creían que tenían los europeos de la primera ola”.

Ginés González García dijo que por el momento no se prevé cuándo sería el rebrote en nuestro país: “Es una adivinanza, estamos luchando para que bajen (los contagios)”. Al respecto afirmó que “sin dudarlo” volvería a recomendar un duro confinamiento. “El aislamiento ha sido siempre la mejor alternativa”, consideró pero lamentó que la actualidad “hay muy poco acatamiento”. 

“Esto de ASPO (Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio) tiene poco”, manifestó ejemplificando con el nivel de circulación que hay en la Capital Federal. “No creo que la haya sido tan larga la cuarentena, la empezamos a abrir rápidamente con actividades industriales y comerciales", declaró.

Asimismo, destacó que “Hasta mediados de abril la cuarentena fue bárbara, después bastante bien”, analizó pese a que a modo de autrocrítica deslizo que quizás se podría haber interrumpido para luego volver a endurecer el confinamiento en los momentos más críticos que se atravesaron. “Ahora no se puede aflojar, no creamos que esto ya pasó".

Pese al impacto en la economía de la cuarentena, irónicamente el ministro preguntó: “¿Cuál es la consecuencia económica?, ¿Cuál es el único país que ha crecido un poquito?" "China, ¿Por qué? Porque terminó con la pandemia, los demás no crecen”, remató según publica Infobae.