COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El Jefe de la Seccional Primera de Policías, Ariel Chavero, se refirió a los robos que se vienen dando en diferentes barrios de Comodoro con inhibidores de alarma de autos. 

"Hubo muchos casos en el primer trimestre del año, después se calmó y ahora se están dando de nuevo de manera aleatoria", señaló el comisario y pidió a los conductores estar atentos al momento de cerrar sus vehículos.  En este marco explicó que los inhibidores generan "un bloqueo radial entre la llave de comando del auto y el sistema de cerraduras a distancia lo que genera que no permita que se cierre". 

Flor on Twitter

La forma delictiva no es nueva. En realidad, se trata del modus operandi de las bandas de piratas del asfalto, que utilizan este dispositivo electrónico para sabotear el sistema de rastreo satelital de los camiones que roban. Lo llamativo es que ahora lo usan para robar objetos de valor de autos estacionados. 

En algunos casos (muy pocos, a decir verdad), los delincuentes pueden llevarse el vehículo. ¿Cómo operan estas bandas? Buscan un rodado que esté próximo a estacionar. Por lo  general se ocultan en el interior de un auto con vidrios polarizados.  Lo preocupante es que no actúan solo en la calle, sino que atacan en los estacionamientos de supermercados y hasta en aeropuertos. 

Frente a la seguidilla de casos, en mayo del año pasado, y por iniciativa de la Asociación Internacional de Investigadores del Robo de Autos (IAATI, por sus siglas en inglés), el Ministerio de Seguridad de la Nación firmó una resolución que prohibía el uso de equipos inhibidores o bloqueadores de señales radioeléctricas, pero nunca entró en vigencia.  

RECOMENDACIONES 

La clave es verificar que la puerta haya quedado efectivamente cerrada y no confiar a la distancia. Los dispositivos que compran los delincuentes generan un ruido en la conexión. Para ello, los delincuentes compran equipos, cuyo costo puede ser de apenas 500 pesos, que funcionan en la misma frecuencia que las alarmas para interferir la comunicación.

Volvieron los robos con inhibidores de alarma en Comodoro: qué hacer