BUENOS AIRES (ADNSUR) - Un hombre  fue asesinado cuando volvía de vacaciones con su esposa y sus tres hijas en San Francisco Solano, en el partido de Almirante Brown. Se habría detenido en un semáforo, cuando fue sorprendido por delincuentes que intentaron robarle el auto. Se resistió y balearon. Gravemente herido, manejó por ocho cuadras hasta que impactó con otro vehículo. 

Sergio Andrés Lust, iba a bordo de su vehículo junto a la mujer y tres hijas de entre 2 y 9 años, en el cruce de avenida San Martín y Santa Ana el hombre frenó en un semáforo y fue interceptado por asaltados armado que le exigieron dinero, pero Lust los esquivó a poca velocidad y uno de ellos, que estaba del lado de su ventanilla, efectuó un disparo que le ingresó por el costado del cuerpo.

Ya  desvanecido quedó con el pie en el acelerador y el vehículo tomó gran velocidad hasta que a unas ocho cuadras, en San Martín y Tierra del Fuego, chocó contra otro auto.  A raíz del impacto, la niña de 9 años sufrió la rotura de clavícula, otra hija una lesión en el mentón y la esposa de la víctima, llamada Anahí Jara, de 35 años, algunos golpes.

“Arrancó todo como un homicidio culposo, nadie sabía que había sido un asalto porque fue unas cuadras antes”, dijo a Télam uno de los investigadores. En un principio, la fiscalía de Delitos Culposos intervino en el hecho porque la mujer no podía hablar hasta que horas después contó lo que había sucedido y los peritos comprobaron que Lust había recibido un disparo que le causó la muerte. El caso es investigado por el fiscal Lorenzo Latorre como “homicidio agravado criminis causa”.

“Fue terrible la situación que viví. Vi un auto que venía como una flecha, a velocidad máxima. Quebró los postes y me pegó a mí”, relató a TN Manuel, el dueño del vehículo que fue impactado por el de Lust. “Cuando sentimos el coche nos levantamos y salimos. Una mujer pedía auxilio. Había tres nenas chiquitas en el auto que humeaba, algo había que hacer. Abrimos la puerta y empezamos a sacar a las nenas. La señora seguía pidiendo auxilio y decía: ´Mi marido tiene dos tiros en el pecho´”, relató otro testigo.

A raíz de las imágenes de las cámaras de seguridad, los detectives pudieron identificar a las cuatro personas que habrían cometido el robo, indicaron fuentes policiales.