Según las primeras informaciones policiales que surgieron, el auto está registrado en la ciudad de Puerto Madryn y en el domicilio que figura el Registro de Propiedad Automotor no pudo encontrarse a ninguna persona que pudiera dar información. Sin embargo, las averiguaciones dieron como resultado el comparendo del conductor, que afortunadamente, permanecía sin lesiones de gravedad.

Desde la madrugada, además, se montó un operativo para dar con el conductor, que incluyó el uso de perros y personal de la División Abigeato. Según destaca Diario Jornada, el accidente se produjo al parecer por un desperfecto mecánico, que derivó en la pérdida de control del automóvil y el posterior vuelco.