CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - La periodista Viviana Canosa se refirió al caso de la nena de 7 años que fue secuestrada y encontrada viva la semana pasada. Contó detalles sobre las pericias y aseguró que la menor "fue abusada toda su vida" y que "las ginecólogas salieron llorando después de revisarla. Su madre la usó como una tarjeta de crédito".

En un duro editorial, ayer lunes en su programa que se emite por A24, la conductora contó que estos últimos días estuvo investigando el secuestro de la nena M. de Villa Lugano.

VIVI CANOSA - "LA NIÑA "M" FUE ABUSADA DESDE SIEMPRE" - "LA TRAGEDIA DETRAS" - (22/3/2021)

"Ya no está más en la agenda de los medios la nena M, volvió a ser invisible. Ya no importa que tenga 7 años, que esté desnutrida, que tenga poca masa corporal. Tampoco importa que su madre la haya usado como a una tarjeta de crédito", expresó Canosa. 

Según manifestó, "a esa niña la abusaron desde que empezó su miserable vida". Y agregó"Lo que hizo este señor de llevársela -por el secuestrador, Carlos Savanz- era algo cotidiano para ella".

 "Las ginecólogas salieron llorando después de revisarla, y debieron ser atendidas por psicólogos. Tuvieron que tranquilizarlas, no podían creer lo que estaban viendo", agregó la periodista.  

De acuerdo a lo publicado por diario Perfil, Viviana Canosa aseguró que contaba con mucha información que no podía dar pero resumió: "La madre la usaba como una tarjeta de crédito".

"A la madre le dieron dos hijos en adopción y otros dos se los sacaron", agregó la conductora, quien cuestionó además el "silencio" por parte de agrupaciones feministas e instituciones de Derechos Humanos. "Quiero al colectivo verde de mujeres, las quiero a todas acá", enfatizó. 

La periodista también cuestionó que tras el hallazgo de la menor "llegaron primero las hamburguesas que la nena quería comer que los médicos" y reprochó la actitud de la ministra de Seguridad, Sabina Frederic: "Se entera por televisión y borra el tuit", dijo. 

Carlos Savanz, el cartonero investigado por el secuestro durante tres días de la nena M.  se negó a declarar y sigue detenido.