CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Los padres de Axel Luna, de 10 años, cuyo cuerpo fue encontrado el lunes pasado cerca del pozo de agua de una casa ubicada a 30 kilómetros de Miraflores (Chaco) dijeron que el menor se había suicidado, pero la autopsia reveló que el nene fue violado y asesinado.

Axel tenía signos de haber sufrido un abuso sexual y murió por un "traumatismo de cráneo encefálico grave, asfixia por ahorcadura y paro cardiorrespiratorio traumático", fue la conclusión de los forenses, según informó la fiscal Gabriela Maldonado.

El informe dio un vuelco a la investigación y en las últimas horas la fiscal ordenó la detención del padre de la víctima, Manilo Luna, y su pareja, Lorenza Paz, acusados de "supuesto homicidio agravado" y de haber simulado un suicidio, detalló TN este lunes.

"No aguanto más, yo quiero declarar", habrían sido las palabras de la mujer al ingresar a la comisaría, según publicó Diario Norte. "Luna mató a Axel, pero me dijo que si hablo me va matar a mí y a mis dos nenas cuando salga", confesó. 

En medio de un divorcio conflictivo, Luna se había quedado con la tenencia de Axel en 2015. Pocas horas después de que se conociera la noticia de su asesinato, la mamá biológica habló con medios locales y cuestionó los tiempos de la Justicia, ya que desde hace más de un año esperaba que le devolvieran la guarda por los maltratos que su propio hijo había confesado que sufría en la casa de su padre y la mujer.

El 18 de marzo pasado era la fecha prevista para la audiencia en la que finalmente la mujer recuperaría la tenencia del nene, pero nunca se llevó a cabo porque dos días antes de esa fecha se dictó la cuarentena total por el coronavirus.

Los investigadores secuestraron un machete, un hacha de madera, un martillo tipo maza y una pala cerca del lugar donde se encontró el cuerpo de la víctima. Además, incautaron un aire comprimido calibre 0.5 mm. modificado a calibre 22, propiedad del imputado.