El hombre violó a dos mujeres, una escapó y otra utilizó sus conocimientos en artes marciales en contra del agresor.

Ocurrió el pasado 30 de abril en la ciudad de Vila Perus, al oeste de San Pablo. Un hombre atacó y violó a dos mujeres, pero luego moriría a mano de una de las víctimas, que usó sus conocimientos de artes marciales para inmovilizarlo.

El hombre habría interceptado a las dos jóvenes, y luego una logró huir mientras que la segunda reaccionó al ataque utilizando un golpe de jiu-jitsu conocido como estrangulamiento trasero desnudo.

La Policía Militar de Sao Paulo rescató a la joven que corrió en busca de ayuda y fue en busca del hombre que violó a las dos mujeres. Pero lo que se encontró fue al violador muerto. "Ya había logrado contener al abusador y murió ahorcado”, señalan fuentes oficiales.

El agresor murió en el lugar
El agresor murió en el lugar

Las jóvenes fueron trasladadas al Hospital para que se les realicen los chequeos médicos correspondientes, mientras que el agresor que violó murió en el acto a causa del estrangulamiento.

El estrangulamiento trasero desnudo es una técnica muy reconocida en el mundo de las artes marciales y forma parte del conjunto de agarres. La misma es simple de aprender y se considera una de las técnicas más efectivas para reducir al adversario.

Al tener esta habilidad se puede lograr cortar la sangre que llega al cerebro, haciendo que este se apague en minutos y por lo tanto la otra persona pierda la vida.

Existen dos formas de lograrla: una es utilizando el brazo para rodear el cuello del adversario y agarrar su propio bicep con el otro brazo. Sino, el atacante junta las manos para rodear el cuello de la víctima y así le quita la posibilidad de moverse.

Con información de La 100

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!