Este viernes, las autoridades de la Provincia de Córdoba investigan un posible caso de violencia intrafamiliar. El hecho tiene como protagonista a un bebé de 2 años que ingresó al Hospital de Niños de la Santísima Trinidad hace unos 10 días, llevado por su madre, quien manifestó que "había sido mordido por un perro".

El pequeño ingresó al Hospital de Niños de la capital cordobesa con importantes lesiones y tuvieron que amputarle una mano.

“El paciente había evolucionado bien, pero ayer tuvo una complicación y en una intervención quirúrgica se le amputó la mano”, la vicedirectora del establecimiento médico Verónica Petri en diálogo con El Doce.

Si bien la profesional no dio mayores detalles debido a que se inició una investigación judicial, en el hospital indicaron que el tipo de mordedura no coincidiría con la del animal, sino con la de un humano.

El hecho generó conmoción por tratarse de violencia intrafamiliar. Foto: TN
El hecho generó conmoción por tratarse de violencia intrafamiliar. Foto: TN

En este sentido, y sumado a otros golpes y lesiones que tenía el nene en el cuerpo, los especialistas activaron el protocolo de violencia doméstica y notificaron a las autoridades.

Por su parte, el menor se recupera de la amputación y sigue internado en el hospital, sus padres serán indagados.

El caso recayó en la Fiscalía de Violencia Familiar, a cargo de Bettina Croppi, que reúne elementos probatorios para determinar los pasos a seguir.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!