TUCUMÁN (ADNSUR) – En la tarde del lunes la madre de un pequeño de tan solo un año y tres meses denunció que fue víctima de una violación. El hecho ocurrió en las instalaciones del club de fútbol  de Famaillá, en Tucumán. Consternación, impotencia y desconcierto provocó el aberrante episodio, por lo que anoche los vecinos se manifestaron para pedir justicia afuera de la comisaría de la localidad.

El hecho ocurrió detrás de las tribunas en un sector sin iluminación, ya  hay dos sospechosos que fueron detenidos. "Ninguna autoridad del club se hizo cargo, y son ellos los que permitieron que venga gente extraña a esta zona", plantearon los vecinos.

El estado de salud del niño es delicado. Fue internado anoche en el hospital Parajón Ortíz. "Pedimos a Dios por este niño y por su madre que le de fuerzas porque es desgarrador todo lo que ha sucedido", dijo una vecina a la Gaceta Tucumán.

Según relató la madre del menor lo perdieron de vista por un momento y no podía encontrarlo, lo buscaron en distintos puntos del predio hasta que lo hallaron en la zona de los vestuarios del club con lesiones correspondientes a abuso sexual.