RAWSON (ADNSUR) - Con carteles, pancartas y gritos, un grupo de mujeres repudió este martes a la mañana al quinto joven imputado por un presunto caso de abuso sexual ocurrido en 2012 en Playa Unión, en un caso que se ha conocido como “La Manada de Chubut”.

El hombre, es uno de los cinco jóvenes que ya fueron imputados por su participación en el caso y era el único que hasta el momento no se había presentado a la anterior audiencia ya que reside en el exterior.

Si bien el hecho sucedió hace siete años, recién se conoció a principios de este año cuando la víctima se decidió a relatar lo sucedido en una red social de una ONG. El imputado identificado como T.S. -y que era menor en el momento de los hechos- reside en Miami (Estados Unidos) y por eso no estuvo presente el pasado 2 de agosto cuando –en la primera audiencia- le leyeron los cargos a los otros cuatro imputados.

El delito por el cual se acusa a los cinco jóvenes es abuso sexual gravemente ultrajante con acceso carnal, aunque en el caso particular de quien compareció este martes se lo acusa de haber “bloqueado” el acceso a la habitación en la cual se cometía el abuso por parte de otros integrantes del grupo y de esa manera impedir el ingreso de otras personas, entre ellas las amigas de la víctima, informó Diario Jornada.