Luciano Mallemaci, Ezequiel Quintana y Leandro del Villar fueron absueltos este sábado en el  juicio que los acusa de abuso sexual con acceso carnal en el caso conocido como "La manada" de Chubut. Se registran incidentes en la Oficina Judicial de Rawson. Se vivieron momentos de mucha tensión cuando mujeres derribaron un vallado policial.  "Esta resolución nos está diciendo a las mujeres que nos defendamos", expresó la abogada Verónica Heredia con enojo. 

"Se consagró la impunidad, absolvieron a los tres imputados, con toda la prueba durante tres semanas declarando testigos. Las mujeres que estuvieron en esa fiesta y recordaron una y otra vez lo que pasó no fueron valoradas", expresó la abogada. 


Lamentó: "No nos sorprende. Pasamos este proceso con  una violencia y agresividad desplegada por parte de los defensores sin que las juezas pusieran un solo límite. La falta de respeto de la jueza a la víctima fue increíble". 

Aseguró que la respuesta fue que "no hay pruebas". Y agregó: "No tenemos expectativas en el sistema penal y tampoco creemos que el solo hecho de ser mujer te garantice siquiera una empatía con las mujeres. Esto es lo que pasó durante estos días". 

"Esta justicia chubutense se compra, queda a las claras. En este caso con tanta prueba y testimonio no tenemos justicia. Nos vuelven a violentar todo el tiempo", expresó Claudia Barrionuevo, una dirigente sindical. 

"Las mujeres de Chubut fuimos violadas hoy por estas tres juezas", reclaman afuera de la Oficina Judicial. 

"Sepan las juezas y los violadores que donde no hay justicia hay escrache; hay venganza", amenazaron. 

"Los seis están libres. Hay mucha bronca. Esperábamos otra cosa. Son tres juezas mujeres. En un momento una maldijo a estos violadores. Pensábamos que íbamos a tener otra respuesta y no fue así. Son parte de esta justicia misógina. Nos quieren muertas", lamentó una de las mujeres que reclama en el lugar. 

El jueves se habían conocido los alegatos finales del juicio que se inició en febrero. Se trata del caso de abuso sexual ocurrido en Playa Unión en 2012.

Los tres imputados eran los únicos jóvenes, de cinco, que reconocieron haber drogado y violado en patota a una adolescente de 16 años durante una fiesta en una casa de la playa Unión, en Rawson, en el año 2012. Dos jóvenes más que habrían participado del delito fueron sobreseídos.

Violación en grupo: absolvieron a los tres jóvenes imputados y hubo incidentes en Rawson

La denuncia pública se conoció por parte de la víctima a través de una publicación en redes sociales en 2019.

DESAHOGO SEXUAL

Según la denuncia, los imputados abusaron de la chica de 16 años, quien se encontraba indefensa, bajo los efectos del alcohol o de alguna sustancia que le provocó un estado de inconsciencia, lo que le impidió defenderse del ataque sexual.

El fiscal Fernando Rivarola, que sobreseyó a los otros dos imputados, había declarado que el  “accionar doloso" fue "de desahogo sexual” por parte de los acusados. Y valoró que la víctima se hallaba en un estado de semiinconsciencia. 

El uso del término "desahogo sexual" generó un amplió repudio y denuncias contra el fiscal. Pero finalmente el Consejo de la Magistratura las desestimó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!