COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este jueves se realizó en forma presencial la tercera jornada de juicio oral en relación a un delito contra la integridad sexual sucedido  la noche del 30 de enero de 2019, que tiene como imputado a Jonathan Barria. En la fecha se concretó la incorporación de la prueba documental del caso como actas de videos de locales comerciales, el Registro Nacional de Reincidencia del imputado, su examen mental obligatorio y el estudio de ADN, entre otros. Para mañana viernes a las 10.00hs. están previstos los alegatos finales de las partes.  

El tribunal de debate fue presidido por Daniela Arcuri, e integrado por Raquel Tasssello y Martín Cosmaro; el Ministerio Público Fiscal fue representado por Martín Cárcamo, fiscal general y Cristian Ovalle, funcionario de fiscalía; en tanto que la defensa del imputado fue ejercida por Cristina Sadino, defensora pública.

En un primer momento el fiscal solicitó “atrasar” el testimonio de la última testigo prevista para hoy, y posponerla “para la etapa de una eventual cesura, si la hubiera”.

Seguidamente el acusador público procedió a la incorporación de la prueba documental de la causa entre los cuales se enunciaron distintas Actas de secuestro de varios registros fílmicos de locales comerciales, la noche del 30 de enero de 2019, en la zona de las calles Huergo y Los Pensamientos y alrededores; y su correspondiente cadena de custodia. El informe del Registro Nacional de Reincidencia que arrojó que el imputado Jonathan Barria no posee antecedentes penales. Asimismo se dio lectura al Informe fotográfico del caso realizado por la Policía Científica de nuestra ciudad.

Respecto del examen mental obligatorio que se le efectuara al imputado Jonathan Barria por una profesional del Cuerpo Médico Forense, el mismo refiere que el imputado “se presenta a la entrevista en buenas condiciones de aseo, lúcido, orientado en tiempo y espacio. No padece trastornos senso-perceptivos. Dijo haber estado bajo tratamiento psicológico y psiquiátrico por problemas por el consumo de sustancias desde temprana edad. Enjuicia correctamente su situación y estado, sabe distinguir entre el bien y el mal. No presenta signos o síntomas que posee enfermedad mental y tiene capacidad para delinquir”, concluyó la Forense.

El hecho

El hecho contra la integridad sexual acontece el pasado 30 de enero de 2019, cuando la víctima se encontraba en una parada de colectivos en la calles Huergo y Los Pensamientos, del barrio San Martín. Al advertir la presencia de varias personas de sexo masculino la víctima camina hacia la Av. Rivadavia. Antes de llegar a la estación de servicio, el imputado Jonathan Barria se acerca a la víctima y mediante la utilización de un arma blanca la obliga a la víctima a que lo acompañe, diciéndole “vení, dale hagamos como si fuéramos novios”. Manteniendo el arma blanca contra su cuello y obligándola a caminar hasta un descampado donde la amenaza y luego la somete sexualmente. Calificando el mismo como “abuso sexual con acceso carnal, dos hechos, en concurso real” debiendo responder el imputado en calidad de “autor”.