RÍO NEGRO (ADNSUR) - La fiscal subrogante de Bariloche, Sylvia Little, logró completar el relevamiento en un predio usurpado por la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu, en Villa Mascardi. 

Tras cuatro horas de extrema tensión, un centenar de efectivos –80 de la Policía Federal y el saldo de Gendarmería– ingresaron al predio de la Administración de Parques Nacionales para constatar el estado actual del ex hotel Mascardi, donde se preveía la instalación de la Escuela de Guardaparques.

La diligencia se realizó en el marco de una causa por usurpación, a partir de la denuncia del organismo nacional por la intromisión al edificio del grupo autodenominado mapuche.

El lugar, que en 2016 se veía reluciente y disponible para ser utilizado, es un edificio en ruinas y tras el paso del operativo de este miércoles los daños son aún peores, ya que los encapuchados arrojaron bombas molotov a los efectivos, intentando evitar el desarrollo de la diligencia, y causaron un incendio que incrementó las pérdidas edilicias.

El imponente operativo, que incluyó una veintena de móviles oficiales –entre los que había un carro hidrante y uno de los cuatro vehículos blindados que posee el Estado nacional– se extendió desde las 7 de la mañana hasta las 11, cuando la caravana se retiró del lugar.

La fiscal Little arribó en uno de esos móviles y aguardó en la improvisada base operativa que se dispuso a unos metros de la zona roja que estén “las condiciones dadas para ingresar al terreno y realizar la constatación”.

Villa Mascardi: la Justicia logró entrar a un terreno tomado por mapuches y constatar los daños provocados

Así lo confirmaron fuentes vinculadas al operativo, quienes además mencionaron que “una vez que estaban las garantías de seguridad, Little se movilizó en un vehículo de Criminalística de la fuerza federal, que fue escoltado por el vehículo blindado hasta el predio de Parques”.

“El objetivo está cumplido. No hubo personas lesionadas y la diligencia se realizó exitosamente, a pesar de los incidentes”, mencionó una alta fuente del Ministerio de Seguridad de la Nación a Infobae. Además, negó que los encapuchados hayan sido notificados debido a que ello “no había sido solicitado por la autoridad que lideró el operativo”.

Integrantes de la comunidad dijeron que el objetivo del operativo era “asustar, amedrentar y hostigar a la lof”. Aseguró que los uniformados “hicieron más de 300 disparos”.

El antecedente más próximo en Villa Mascardi, en el que hubo despliegue de fuerzas de seguridad, fue otra diligencia solicitada por la misma fiscal, aunque en el predio perteneciente a Gas del Estado.

En la ocasión, ocurrida el primer día de diciembre, la funcionaria no alcanzó a descender del móvil de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) por una intensa lluvia de piedras que arrojaron desde la comunidad hacia la comitiva. No obstante, la medida también fue considerada como “cumplida”.

Esta vez, el operativo policial fue aún más imponente, con la participación de vehículos provenientes de Buenos Aires que llegaron exclusivamente a cumplimentar la diligencia.

“Si la Justicia pide algo, nosotros respondemos con los recursos que tenemos. Ya efectivizamos cuatro diligencias similares en este último tiempo”, mencionaron fuentes de Nación.

Fuente: Infobae