BARILOCHE (ADNSUR) - El vicepresidente del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), Luis Pilquimán, fue demorado en las últimas horas durante un control del Municipio de Bariloche. Fue cuando trasladaba en un vehículo oficial y sin seguro a una familia hasta la toma de Villa Mascardi.

La camioneta pertenece a la provincia de Río Negro, pero es utilizada por el funcionario para distintas actividades. Se trata de una Toyota Hilux  blanca con cúpula en la que el funcionario traslada a familias desde distintos puntos de la provincia hasta la toma que mantiene la comunidad mapuche en Villa Mascardi, a 35 kilómetros de Bariloche, informó La Mañana de Neuquén. 

El operativo ocurrió en medio de los reclamos de los barilochenses por la violenta ocupación de tierras y el reclamo de la provincia a Nación por una intervención concreta que termine con los atentados contra los habitantes de Villa Mascardi.


La asitencia a las familias que mantienen la toma desde 2017 era un reclamo que ya le habían hecho a la gobernadora Arabela Carreras durante el piquete del sábado 1 de septiembre. "Les llevan comida todos los días en autos oficiales", le dijeron los vecinos autovconvocados, pidiendo que Provincia intervenga en el asunto.

El operativo se realizó en el ingreso de Bariloche, donde el Municipio y distintas fuerzas de seguridad mantienen un control de 24 horas. El viernes pasado Gendarmería Nacional también lo demoró en el puesto que tiene en la ruta 40 debido a que los ocupantes de la misma camioneta carecían de habilitación para movilizarse. No obstante en la ocasión pudo seguir por decisión del Juzgado Federal de Bariloche.

Pilquimán presentó la documentación del vehículo y los inspectores constataron que estaba vencido, al igual que el registro de conducir, que había expirado en abril. El Municipio procedió a secuestrar el vehículo y trasladarlo a un playón donde se alojan los rodados en infracción.

Por no poder continuar, dos vehículos particulares se acercaron para trasladar a la familia hasta la toma.