TRELEW (ADNSUR) - El lugar está situado en el barrio Abel Amaya y el obrador del que se llevaron las costosas aberturas está situado a la vera de la ruta 3, camino a Comodoro, según informó Diario El Chubut. 

El hecho ocurrió entre el martes y el miércoles, los autores llegaron al lugar en un vehículo al que las cargaron y se las llevaron. Al otro día cuando los albañiles fueron a colocarlas descubrieron el robo. Son diez aberturas de “un metro cincuenta por cincuenta y dos centímetros, construidas de aluminio, pintadas de color blanco”, por las que el dueño gastó cerca de cien mil pesos. 

El hombre comentó que ni bien se enteró del lugar en donde las tenían ocultas llamó desde el jefe de la Unidad Regional de Trelew,  Angel Vargas, hasta el jefe de Policía y que todos coincidieron en que “estaban ocupados en buscar a los ladrones que habían asaltado CAPSA”. 

Es así, que tomó la decisión de montar una vigilancia discreta en cerca de la vivienda de los ladrones con el apoyo de algunos conocidos, a los fines de evitar de que se lleven las aberturas antes de que la policía pueda concretar el allanamiento. Y en esa tarea complicada, increíble e indignante está por estas horas, abandonado a su suerte; Rubén Eylestein.