BUENOS AIRES (ADNSUR) - Presos de varios penales encabezan motines en reclamo de mejoras en las condiciones de detención, así como también que se autorice el regreso de las visitas familiares, que habían quedado suspendidas por la pandemia de coronavirus. Como parte de la protesta, los detenidos tomaron como rehenes a guardiacárceles en las unidades 46 y 48 de San Martín, pero en la segunda ya los habrían liberado.

Los episodios se registran en la unidad carcelaria de Melchor Romero, en las unidades 46 y 48 de San Martín y en la 31 de Florencio Varela. También se reportan inconvenientes en Campana, Junín y en otras cárceles provinciales.

Como parte de la protesta, los detenidos se subieron a los techos de las unidades penitenciaria, provocaron incendios y agredieron a guardicárceles, incidentes que quedaron registrados en varios videos que se viralizaron en las últimas horas.

Además, ante los levantamientos, se produjeron enfrentamientos entre los internos y los miembros del Servicio Penitenciario Bonaerense, que tuvo que desplegar al Grupo Especial Antimotines y Requisa (GEAR) para intentar contener los motines.

El conflicto empezó el lunes, cuando un grupo de internos de la Unidad número 42 de Florencio Varela, perteneciente al Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), protagonizó un motín en reclamo del regreso de las visitas y de una serie de medidas que deberían adoptarse.

Fuente: TN Noticias