PEKÍN - El Tribunal Popular del Distrito Shunyi de Pekín, en China, condenó a un año de cárcel y otro de libertad condicional a una pasajera que ocultó los síntomas del coronavirus a la tripulación de un vuelo procedente de Estados Unidos.

Li Jiem, de 38 años, volvía a China en marzo de 2020 tras pasar un tiempo con su familia en Estados Unidos. Antes de tomar el avión había tenido fiebre y acudido al hospital, mientras que había podido comprobar su contacto con personas contagiadas de covid, pero decidió regresar a China para ser tratada en su país. 

Viajó en avión con coronavirus y lo ocultó: irá un año presa

Cuando llegó a Pekín  fue identificada como un caso confirmado de COVID-19, lo que provocó que las 63 personas que habían estado en contacto con ella se pusieran en cuarentena, detalló Clarín. 

La mujer fue condenada por obstaculizar la prevención de enfermedades infecciosas al haber incumplido la normativa del país por la pandemia del coronavirus.