En la mañana de este martes se iniciaron en los tribunales de Trelew los alegatos por parte de la fiscalía y la querella en el marco del juicio oral y público contra dos policías retirados y un escribano, a quienes se acusa por la presunta venta irregular de terrenos que eran propiedad del Instituto de Seguridad Social y Seguros de Chubut.

Durante la audiencia realizada hoy en el tercer piso del edificio de tribunales, tanto la fiscalía como la querella pronunciaron sus alegatos y acusaron a los tres imputados por distintos delitos en función de la participación de cada uno en los hechos investigados.

Los imputados en la causa son los policías retirados Juan Carlos Rossi y Leandro Quilaleo, expresidente y tesorero, respectivamente, del Círculo Policial y Mutual de la Provincia del Chubut, además del escribano Pablo Fossati, a quienes se acusa de haber concretado la venta irregular de una serie de lotes ubicados en la zona sur de Trelew, en proximidades de las calles Pellegrini y López y Planes; en tanto que una cuarta imputada, Mónica Weinberger, quien se desempeñaba como secretaria de la mutual policial, evitó el juicio mediante una reparación económica.

Los Dres. Gustavo Núñez y Rubén Kholer, en representación del Ministerio Público Fiscal, aseguraron que toda la prueba producida durante el juicio “nos ha llevado a construir como se ha producido un suceso histórico, con diversos hechos y actores”. 

Los acusadores dividieron en distintas etapas su alegato, no sin antes afirmar que los tres imputados “con su accionar afectaron diversos bienes jurídicos, como la propiedad, la seguridad pública, la administración pública y la fe pública”.

En el primer tramo se refirieron a la imputación por falsificación de instrumento público contra Fossati, para luego desarrollar toda la acusación contra Rossi y Quilaleo como imputados por el delito de estafas en contra de las personas que adquirieron los lotes ubicados en Pellegrini y López y Planes.

Así fueron desarrollando cada uno de los hechos y la evaluación de las pruebas documentales, pericias y testimonios en cada uno de los casos, dando especial relevancia a todo lo inherente al cuestionamiento sobre la firma del expresidente del ISSyS, Carlos Mantegna y también al modo en el cual se comercializaron los lotes.

Los Dres. Mateo Rossio y Pablo Aguilera, querellantes en representación del ISSyS, detallaron en su alegato de qué manera los imputados incumplieron la normativa, dando cuenta de cómo se desarrollan los procesos de venta de tierras en esa institución y porque la escritura que se realizó no solo tenía una firma irregular, sino que incumplía las disposiciones vigentes.

Por otra parte, sostuvieron que “no solo tenía una firma falsa, sino también el contenido adulterado, como por ejemplo el precio de la operación, como así también la manifestación del escribano que no tenía conocimiento sobre la existencia de documentación previa”.

Por último, desde la querella remitirán las actuaciones al Juzgado Federal de Rawson una vez concluido el juicio, ante la presunción de la existencia del delito de evasión.

Pedido de condena

En la parte medular de la acusación, los Dres. Gustavo Núñez y Rubén Kholer, pidieron que se declare al imputado Pablo Dario Fossatti como autor del delito de falsificación de documento público en concurso real con fraude a la administración pública, todo por un solo hecho.

En cuanto al excomisario Juan Carlos Rossi, solicitaron que se lo declare autor penalmente responsable del delito de fraude a la administración pública, por un solo hecho;  en concurso real con estafa simple en modalidad de delito continuado -por diez hechos- y en concurso real con tenencia de arma de guerra de uso civil.

Por último, para Nelson Quilaleo pidieron que se lo declare autor de fraude a la administración pública, por un hecho, en concurso real con estafa simple en modalidad de delito continuado, esto último por diez hechos.