CAPITAL FEDERAL - La Policía secuestró más de 5 mil juguetes tóxicos y alucinógenos en comercios de Once, en la Ciudad de Buenos Aires, tras 10 procedimientos en jugueterías mayoristas.

Los operativos, realizados por la División Operaciones Especiales de la Policía de la Ciudad, se realizaron en el porteño barrio de Once. “Los artículos contenían sustancias químicas, que podrían generar alucinaciones a los niños que entraran en contacto con ellos”, informaron a Clarín.

“En total fueron secuestrados 176 bultos que contenían 5.319 juguetes de distinta variedad, los que puestos a la venta alcanzarían un valor de mercado de 1.006.225 pesos”, especificaron fuentes policiales.

Según se indicó, los productos no cumplían con los requerimientos del rotulado y etiquetado previstos en las normas de seguridad, por lo que tampoco contaban con un proceso de certificación que validara sus componentes químicos, físicos y mecánicos, lo que podría provocar diversos daños a los usuarios, pudiendo causar inclusive problemas oncológicos.

Asimismo, se dispuso la clausura de tres jugueterías y fueron labradas actas contravencionales a los propietarios de todos los locales inspeccionados. A pedido del magistrado interviniente, los productos incautados primero serán peritados por la Cámara Argentina del Juguete, y luego serán destruidos.