MARRUECOS - Umaima, una chica de 17 años, fue encerrada y violada por un grupo de 20 hombres durante casi un mes en un barrio del sur de Casablanca, según lo denunció la Asociación Sayidaty Marocaine. La joven se encuentra internada tras haber sufrido lesiones e infecciones genitales. 

Walid Bensalima, presidente de la ONG, indicó a la página web Yabiladi que la joven fue secuestrada por varios hombres cuando salió a hacer compras hace "unos 25 días". "Se la llevaron enseguida a Lahraouine -un barrio de la periferia sureste de Casablanca- donde fue retenida y violada colectivamente".

Según contó la madre de la chica al sitio Al 3omk, la joven "fue golpeada, le hicieron cortes con un cuchillo y la obligaron a ingerir sustancias tóxicas".

Umaima logró escapar del calvario con la ayuda de uno de los hombres que venía a violarla. "Él terminó cediendo ante las súplicas de Umaima y la ayudó a huir", contó Bensalima.

"Unos vecinos la encontraron tirada en un rincón del barrio y la llevaron al hospital", relató la madre de Umaima.

Según el portal Yabiladi, dos de los implicados ya habían violado a Umaima en 2018. "Ella no tenía ninguna relación con esos individuos ni los había visto nunca. Los denunció, pero la denuncia fue archivada", declaró Bensalima

Por el momento, tres hombres fueron detenidos, aunque dos de ellos fueron puestos en libertad, indicó el activista. La policía identificó a otros dos agresores y los está buscando.

La joven sigue internada por las lesiones e infecciones genitales que padeció producto de los reiterados abusos. Además, lucha contra una "crisis psicológica aguda", declaró el director de la ONG.

El caso causó conmoción en Marruecos y recordó el brutal ataque que sufrió Khadija Okkraou, una joven de 17 años, en 2018. La chica había sido secuestrada, violada y torturada por un grupo de hombres durante casi dos meses en la provincia de Beni Melal. Sus agresores le habían realizado decenas de tatuajes en el cuerpo.