COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Héctor Fretes fue detenido por la policía en septiembre de 2015 con la cartera de la víctima y el gas pimienta en su poder. Si bien la defensa pidió la suspensión de juicio a prueba, esto solo aplica a sujetos libres, y Fretes también está en prisión preventiva siendo investigado por homicidio. Este martes decidirán si se aplica un juicio abreviado.

Usó gas pimienta y robo una cartera: evalúan ir a juicio abreviado

En sede de los tribunales penales ordinarios se celebró la mañana del lunes una cuestión previa a la audiencia de debate por un hecho acontecido el pasado 8 de septiembre de 2015, que tiene como coimputado a Héctor Fretes. Como cuestión previa el defensor planteó la suspensión de juicio a prueba para su asistido; en tanto que la representante del Ministerio Público Fiscal se opuso por la oposición de la víctima y por la imposibilidad de cumplimiento del planteo. Finalmente el juez penal resolvió rechazar el planteo defensista ya que dicha solución procesal propuesta procede solamente con personas en libertad, y Fretes se encuentra cumpliendo prisión preventiva en otra causa. Finalmente la defensa requirió un cuarto intermedio hasta mañana martes con el objeto de tratar un posible juicio abreviado.

En un primer momento, como cuestión preveía al debate, el defensor particular, Guillermo Iglesias, planteó la suspensión de juicio a prueba para su defendido, ya que Fretes no tiene antecedentes penales computables, ni le fue otorgada anteriormente una suspensión de juicio a prueba. Admitió el defensor que a su pupilo se lo investiga por el homicidio de Luis Miguel Curiqueo, causa que vence el plazo de investigación el próximo 15 de marzo y por la que estuvo prófugo. La suspensión de juicio a prueba es un derecho del imputado, aseguró Iglesias, ya que “todo ciudadano es inocente hasta ser declarado culpable mediante sentencia firme”. Ofreciendo presentaciones regulares ante el Cuerpo de Delegados de Control, pautas de conducta y reparación económica en la medida de sus posibilidades.

En contraposición la fiscal, Camila Banfi, se opuso al planteo del defensor. Recordó el hecho a ventilarse en juicio cuando el pasado 28 de septiembre de 2015, siendo las 6.30 hs. la víctima se dirigía a tomar el colectivo sobre Av. Estados Unidos, y al llegar a la altura de Colonos Galeses, Fretes y una femenina la aborda y le exigen sus pertenencias. Al resistirse; Fretes le arroja Gas pimienta y le sacan su cartera, para finalmente subirse a un VW Gol y huir en dirección Oeste. Dicha conducta es observada por personal policial, quiénes luego de interrogar a la víctima sobre lo sucedido, inician una persecución del vehículo para finalmente interceptarlo y producir la aprehensión de sus cuatro ocupantes, entre ellos Fretes. Secuestrándose del interior del automóvil la cartera de la víctima y un tubo de Gas pimienta. Calificando jurídicamente el hecho como “robo doblemente agravado por haber sido cometido en poblado y en banda y por la utilización de un arma, en grado de tentativa”, en calidad de coautor para Fretes.

La fiscal asimismo se opuso a la suspensión de juicio a prueba planteada en base a la oposición de la víctima, quién no aceptó una reparación y por ello se elevó la causa a juicio, recordó. También se opuso por la imposibilidad de cumplir con el beneficio solicitado, no se le pueden imponer Reglas de Conducta ya que Fretes se encuentra privado de su libertad en otra causa por el delito de homicidio. Es decir es de imposible cumplimiento lo solicitado, aseguró la fiscal Banfi.

Finalmente el juez penal, Mariano Nicosia, resolvió no hacer lugar al planteo defensista de suspensión, rechazándolo porque solamente se aplica a personas en libertad y este no es el caso, ya que Fretes se encentra privado de la misma, cumpliendo prisión preventiva en otra causa. Se lo investiga por un delito mucho más grave que éste y la combinación penal que pesa sobre Fretes, hace que la pena en abstracto a aplicar sea de cumplimiento efectivo. Encontrando el juez como fundada la oposición fiscal.

Para concluir la defensa requirió un cuarto intermedio hasta mañana martes con el objeto de tratar un posible juicio abreviado, en tanto que la fiscal disponía de los testigos para la fecha en la antesala.