ASUNCIÓN (ADNSUR) - Un centenar de presos paraguayos y brasileños, pertenecientes en su mayoría al grupo criminal Primer Comando Capital (PCC), se fugaron este domingo de una cárcel de la ciudad paraguaya de Pedro Juan Caballero, en la frontera con Brasil.

"El escape se produjo la madrugada del domingo por un túnel construido", por los presos, informó la comisaria Elena Andrada, vocera de la policía. "Nuestros mejores hombres se trasladaron a la frontera para intentar la recaptura de los reclusos", agregó.

La mayoría de los fugados son integrantes del Primer Comando de la Capital (PCC), considerada la mayor banda de traficantes de drogas y armas de Brasil. Cinco camionetas en las que se fugaron parte de los reclusos fueron encontradas incendiadas en Ponta Porá, en el lado brasileño de la frontera, reportó la vocera policial.

Pedro Juan Caballero, unos 500 km al nordeste de Asunción, está separada de la fronteriza Ponta Porá por una avenida limítrofe. Entre los reclusos fugados se encuentran criminales que participaron en una masacre entre pandillas en la cárcel de San Pedro el 16 de junio pasado, donde murieron decapitados 10 presidiarios, precisó la funcionaria.

"Este es un trabajo de varias semanas. Es evidente que el personal sabía y no hizo nada. Solo una persona no logró escapar", dijo la ministra de Justicia, Cecilia Pérez. Según destaca la agenda AFP Las autoridades paraguayas anunciaron la destitución del jefe del penal y el arresto de decenas de guardias penitenciarios.