En las calle de Comodoro Rivadavia volvió a constatarse en las últimas horas que una importante cantidad de automovilistas maneja borracho.

En distintos operativos realizados por la División Sustracción de Automotores, de la comisaría Tercera, de la APSV y la dirección de Tránsito municipal se montó un puesto de control en la intersección de Yrigoyen y Constituyentes.

Allí, según se informó, 19 personas participaron de los operativos en los que fueron verificados 45 automotores.

En ese marco, se constató que 5 de los vehículos fueron secuestrados por constatarse que sus conductores superaban los límites permitidos de alcohol en sangre.