NEUQUÉN (ADNSUR) - Una joven cabo de policía de Neuquén le salvó la vida a una nena de dos años que se había ahogado en una pileta. Tras el desesperante episodio, el padre la trasladó hasta la comisaría y por el rápido accionar de la efectivo lograron que la pequeña respire nuevamente; luego fue trasladada al hospital Castro Rendón y ya se encuentra fuera de peligro.

El hecho ocurrió este jueves a las 16:30 en la Comisaría 44 del barrio Valentina Sur. Según relató la coordinadora del área oeste de la Dirección de Seguridad, comisario Mónica Torrez, un hombre llegó desesperado, con su hija en brazos, manifestando que no podía respirar. Contó que estaba en una pileta pelopincho al cuidado de un familiar y en un momento de distracción la niña se sumergió en el agua, según detalló diario Río Negro.

Fue entonces cuando la cabo primero Jaqueline Salinas no dudó y tomó a la chiquita en sus brazos, la recostó sobre una mesa, luego la posicionó sobre uno de sus lados y le palmeó la espalda algunos minutos hasta que la niña vomitó. Después comenzó a respirar y expulsar agua por su boca.

El lugar llegó una ambulancia y el personal de salud corroboró los signos vitales de la nena, que fue trasladada al hospital Castro Rendón para chequear su estado de salud hasta que finalmente recibió el alta. 

"Queremos resaltar la vocación de servicio de esta cabo que no dudo en su accionar y pudo salvar a la niña", expresó Torrez.