CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Una oficial de la Policía Bonaerense fue filmada mientras retaba a una vecina de Francisco Solano que había sido denunciada por maltratar a su perro. 

"No le hagas la vida tan de mierda (SIC) al animal", le dice la policía tras ser alertada sobre el estado de un boxer al que tenían atado y sin comida.

La mujer policía que aleccionó a la dueña del can fue la oficial Patricia Muñoz, del Comando de Patrullas de Quilmes, quien se acercó a la casa en San Francisco Solano para advertirle a la mujer que lo que estaba haciendo con el perro era un delito.

💙Gabriel Alegre🍮🍮 on Twitter

"Tenés que tener al animal como corresponde...", le dijo Muñoz a una mujer delante de sus hijos. "Estamos en el 2020 casi, no estamos en 1960, cuando se tenía a los animales atados y se morían de hambre. Soltálo, ponéle una madera, cuidálo, llamálo, ponéle un cordón con tu teléfono y dejálo... Si se pierde hay gente como nosotras que te va a llamar y te va a escribir, porque seguro que celular tenés.Para el portón no tenés; para ir a castrarlo no tenés...", disparó la policía.

Los vecinos que habían hecho la denuncia contra esa familia por maltrato animal, mientras tanto, grababan a la oficial, que agregó: "No vengo en forra, pero me da bronca tu actitud. Así nunca vas a salir adelante... Si vos querés tener el perro, tenélo suelto y como corresponde. El animal no pidió ser tu perro. Vos lo agarraste y si lo agarraste, tenés que ser responsable como de tus hijos", agregó en un video difundido por Telefé Noticias este jueves. 

"Yo tengo a mis animales adentro y no soy una mujer de guita, eh. Yo me levanto todos los días a laburar. Tengo corazón, soy humana. Tengo siete perros, muchas veces no tengo para comer yo, pero mis perros comen y son todos de la calle; me los fui quedando porque los amo, porque están sufriendo. No le hagas la vida de mierda a tus perros", sigue en la filmación.

Finalmente, la mujer policía se llevó al animal con una orden de allanamienot mediante y se mostró feliz ante la muestra de cariño. Hoy, el boxer está con una familia que lo trata bien.