Este viernes a la noche una mujer desesperada avisó a la comisaría que su hija, una bebé de tres meses, no tenía signos vitales. En un patrullero, la sargento primero Julieta Peralta logró reanimarla con maniobras de RCP y le salvó la vida camino al hospital. 

La policía tomó a la bebé y le practicó maniobras de reanimación hasta llegar al hospital Ísola de Puerto Madryn, donde los médicos pudieron estabilizar a la bebé

La policía recibió un llamado en la que una mujer alertaba de una menor descompensada, que “no respiraba” y “carecía de pulso”, detalló la policía. 

Los efectivos se acercaron en un patrullero a la casa, ubicada en las calles Marzullo y Rivadavia, donde observaron a una mujer en llanto con una beba en brazos, que no respiraba.

Según informó Jornada, la mamá de la chiquita, de apenas tres meses, salió corriendo hacia el vehículo y les informó a los policías que no respiraba y no reaccionaba.

Entonces, la sargento Peralta la tomó en brazos y comenzó a practicarle reanimación cardiopulmonar hasta llegar al Hospital Zonal "Dr Andrés Ísola", donde la pequeña quedó en una incubadora en observación.