RAWSON (ADNSUR) - El hecho ocurrió en un predio de la denominada Chacra Nº 8, en proximidades del acceso a Rawson por Ruta 1. La víctima mortal fue identificada como Leonardo Raúl Souto de 46 años, en tanto que su agresor, un hombre de 39 años, identificado como Ángel Rodríguez, fue detenido. La víctima era originaria de Mar del Plata y el presunto victimario provendría de Gaiman, aunque ambos residían en ese conglomerado habitacional ilegal.

Una pelea entre vecinos terminó con un muerto y dos heridos

Una pelea entre vecinos terminó con un muerto y dos heridos

De acuerdo a los primeros datos obtenidos por la Policía, los hechos habrían ocurrido a última hora del domingo último cuando personas se acercaron hasta una vivienda y comenzaron a atacar la morada con piedrazos, lo que motivó la salida del dueño del inmueble, construido sobre terrenos usurpados. En ese marco se inició la pelea que desencadenó una muerte y dos personas heridas.

No obstante, la pelea se originó ese mismo domingo pero a las 22 horas, cuando otra persona, Juan Bautista Rabia, denunció en la dependencia policial rawsense a Rodríguez y a otro individuo de apellido Galvarini de haberlo agredido cuando éste trabajaba sobre un paredón que si bien es una medianera, lo había construido el acusado.

A partir de allí, se desencadenaron los sucesos que terminaron fatalmente en la madrugada de ayer, ya que a Rodríguez (ya solo) “lo fueron a buscar” Souto y tres personas más y derivó en una pelea con arma blanca con el saldo de una persona muerta (Souto), otra malherida y con pronóstico reservado en el hospital local (“Cali” Triviño) y un tercero con tres heridas cortantes que es el ahora detenido en la Comisaría a la espera de la audiencia de control de detenidos que se desarrollará hoy.

La reyerta, en donde se utilizó cuchillos con hojas de 30 centímetros, se produjo en la calle Luis González casi Julián Murga, en un descampado próximo a las precarias viviendas levantadas en ese sector norte de la ciudad, informó Jornada.

De acuerdo a lo recabado, no se descarta que la pelea tenga un viejo origen, como el cobro de una suma cercana a los mil pesos por parte de Ángel Rodríguez a varios vecinos para la apertura de algunas calles en el lugar, hecho que nunca se produjo y que derivó en una especie de ajustes de cuentas que terminó de la peor manera.

Los conflictos en estas tierras usurpadas son de vieja data y tanto el propietario de las mismas (Banco Provincia) como el municipio, no se han puesto de acuerdo.