CALETA OLIVIA (ADNSUR) – En los últimos días, ante el aumento de casos de coronavirus en Santa Cruz, el gobierno  profundizó las medidas de control en los ingresos en la zona norte de la provincia. Este fin de semana, sobre la Ruta Nacional N° 3 en el puesto Ramón Santos, un particular hecho se registró por la tarde y se tuvo que solicitar la presencia de la Justicia Federal, ya que se demoró a una familia que estaba intentando ingresar a Caleta Olivia evadiendo el control policial.

Al respecto, la subsecretaria de la Agencia Provincial de Seguridad Vial, María Sanz, contó que una pareja de la comunidad zíngara y sus cinco hijos se escondieron en un vehículo que iba a bordo de una grúa, con la intención de ocultarse de la policía  e intentar ingresar ilegalmente a Caleta Olivia.

“El personal detectó rara la situación del rodado”, dijo y fue en ese momento que constataron la presencia de la familia, “Hubo que bajarlos a todos”, de la grúa. Y agregó que al momento de secuestrar la grúa, la sorpresa fue mayor ya que en la cabina se hallaron a dos menores de edad más, que estaban escondiéndose.

No nos deja de sorprender, todos los días sucede algo diferente”, señaló Sanz al comentar que la familia tiene domicilio en Caleta Olivia y que la Justicia ya los ha procesado por el intento de evadir el control y se dio intervención a la Secretaría de Niñez.

“Están en cuarentena en su vivienda y fijaron domicilio”, aseguró al funcionario a La Opinión Austral, quien recordó que se está haciendo cada vez más frecuente la presencia de personas que “ quieren ingresar a la provincia sin permiso y autorizaciones, de las maneras más increíbles que se puedan ocurrir”.