El hecho ocurrió en la madrugada del domingo en un conocido motel del Acceso Norte de Paraná, donde había un total de seis varones y cinco mujeres ingresaron a las 4 de la mañana en un Ford Fiesta Kinetic y ocuparon una de las habitaciones. Pero, una vez finalizada la fiesta clandestina y sexual, comenzaron los problemas.

El valor total de la estadía era de 14 mil pesos. El grupo integrado por jóvenes hizo una vaquita, pero apenas llegaron a sumar 4 mil pesos. Cuando se dieron cuenta que les faltaba 10 mil pesos, tres de los chicos, dos jóvenes de 17 y 18 años y una joven de 24, saltaron un tapial del lugar y escaparon del hotel.

El intento de escape no tuvo éxito, ya que a los pocos minutos fueron atrapados por un policía que había llegado al lugar tras la denuncia del empleado del hotel. La comisaría 14° intervino en el lugar con al menos seis patrulleros. Al inspeccionar el lugar corroboraron que dentro del hotel alojamiento quedaban cuatro varones de 21, 27, 32 y 26 años (quien era el dueño auto) y cuatro mujeres de 23, 21, 20 y 15 años.

Aunque la policía decidió mediar entre los jóvenes y el empleado del hotel alejamiento para poder juntar todo el dinero correspondiente a la estadía, los jóvenes aún seguían sin poder tener los 10 mil pesos que faltaban.

Pero no todo salió mal, el gerente del motel decidió no radicar la denuncia, pero habló con el dueño del Ford Fiesta y llegaron al acuerdo de que el joven dejaría el vehículo en el lugar, saldría a buscar el dinero faltante, y cuando pague, podría llevarse el auto.