Una noche de cervezas terminó en una batalla campal en un local de Puerto Madryn. Todo comenzó por una discusión entre dos personas que no se conocían. Las palabras derivaron en golpes y la policía se hizo presente en el lugar, pero todo se desbordó, indicó Jornada.

Eran alrededor de la 1:30 cuando personal policial llegó al local. Los uniformados lograron que los revoltosos se vayan. Sin embargo, cuando estaban en medio del procedimiento se escuchó un fuerte estruendo desde el interior de la cervecería. Sorpresivamente era otro combate en el interior del local, pero esta vez con varios involucrados.

Fuentes oficiales, aseguraron que todo se fue de las manos y volaron botellas de cerveza, sillas y mesas, entre otras cosas.

Los policías intervinieron para que todo se calmara, pero un joven de 24 años intentó atravesar el cordón policial para seguir peleando y agarró del cuello a un empleado policial. 

Finalmente, el descontrolado joven fue reducido, y mientras otro enfrentaba a otros policías en la puerta de una mueblería de al frente. Hubo detenidos, pero no mayores datos, indicó el medio del valle.