SALTA - Una nena de 11 años murió al manipular un celular mojada, tras salir de una pileta y enchufar el teléfono para cargarlo. La tragedia ocurrió en su casa de Nueva Esperanza, Santiago del Estero, el martes 31 de diciembre. 

Ese día en horas de la tarde, la menor, Sonia Britos salió de la pileta, mojada, y presuntamente comenzó a manipular un cargador de celular para poner el aparato a cargar. Según las primeras averiguaciones, lo enchufó en una "zapatilla" y fue así como sufrió una descarga eléctrica.

El grito de la víctima alertó a sus familiares. La nena fue auxiliada por médicos, que rápidamente comprobaron que había sufrido una fulminante descarga eléctrica y que ya había fallecido.

La tragedia generó un profundo dolor en su familia y vecinos y conmocionó además a la comunidad educativa de la escuela primaria de Nueva Esperanza, donde había terminado de cursar el quinto grado, según publicó el portal Qué pasa Salta. 

En las redes sociales también allegados manifestaron el profundo dolor por la muerte de la nena.  Una de sus vecinas manifestó su tristeza que "invadió a la sociedad de Nueva Esperanza". "Sonia Britos que en paz descanses. Que Dios fortalezca y dé fuerzas a tus padres y familiares. Te extrañaremos tus vecinos y amigos que día a día te veíamos pasar a la escuela", expresó.

Personal de Criminalística realizó pericias en el lugar y ecuestraron preventivamente el alargador y el cargador del celular para ser sometidos a estudios.