COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Una nena de 5 años avisó a la policía que la pareja de su mamá estaba golpeándola este jueves a la noche. Al llegar al lugar un móvil encontró a una mujer de 37 años alterada, llorando junto a la menor y manifestó que su pareja la había agredido físicamente porque se le había caído el último vaso de vino que quedaba. 

Según le manifestó la víctima a la policía, el hombre se enojó por ese motivo y comenzó a agredirla, sobre todo en na mano, que se observaba hinchada. 

La mujer dijo que hace dos años convive con el agresor y que ya había vivido este tipo de situaciones anteriormente, pero nunca había radicado la denuncia debido a que la amenazaba con hacerle cosas peores si llamaba a la policía.

Según informaron fuentes policiales, luego salió el hombre de la casa, diciendo que se iba del lugar y la policía lo detuvo en averiguación del delito de violencia familiar, lesiones y amenazas. Se trata de un joven de 26 años. 

Los jueces de turno decidieron que el joven permanezca detenido hasta la audiencia de control a realizarse este sábado.