SAN JULIÁN (ADNSUR) - La Policía de Piedra Buena encontró a Gabriela G, la nena de 11 años que el sábado por la mañana discutió con sus padres y se fue de su casa de San Julián. Al momento de ser encontrada, la nena estaba en buen estado de salud, aunque se desconoce cómo hizo para sortear los controles.

La desaparición de la menor fue denunciada en la Seccional Primera de San Julián por los propios papás de Gabriela. Según indicaron ellos, Gabriela había dejado una nota escrita diciendo que se iba de su casa porque sus papás le habían retenido el celular.

Como es habitual en estos casos, se activó el protocolo correspondiente y se dio aviso a las unidades operativas, tanto de la localidad portuaria como de las aledañas, con los datos necesarios para identificar a la menor.

UN ESTADO DE WHATSAPP 

Lo curioso surgió unas horas después cuando personas que tenían agendada a una amiga de Gabriela, dieron cuenta de un estado de WhatsApp: La nena publicó una foto junto a Gabriela y un texto en el que dejaba claro sus intenciones y el porqué de alejarse de la casa de sus padres: “Esto es para mis familiares, estoy bien, no quiero volver a casa, no me busquen, ya me cansé de ustedes. Nos vamos a Comodoro, Trelew y a otro lugar”, indicaba el mensaje que concluyó con un emoji de una cara enamorada.

El estado generó un revuelo y a partir de ese momento se intensificaron los controles en los accesos y egresos de la ciudad. Incluso la Policía fue hasta la casa de las amigas de Gabriela y no dieron con ella. El paradero fue un misterio hasta cerca de las 20:30 del sábado, cuando se supo que se encontraba en Piedra Buena.

De esta manera se dieron de baja las claves de averiguación de paradero y los padres viajaron a Piedra Buena para reencontrarse con su hija. Lo que resta saber es cómo hizo la nena para saltear los controles, informó La Opinión Austral.