Un violento ataque se registró este fin de semana en la localidad de Rafael Castillo, en Buenos Aires, cuando una joven de 22 años y su hijo de solo un año y medio sufrieron graves quemaduras tras ser rociados con un líquido inflamable y prendidos fuego.

La policía investiga como autora material del hecho a la exnovia de la actual pareja de la mujer que según trascendió habría actuado por celos. Y según señaló Telam ambas mujeres serían amigas.

El ataque ocurrió el  sábado por la noche en una vivienda ubicada en la calle Sudamericana al 2100, en la zona de Rafael Castillo.. Las víctimas fueron identificadas como Laura Delgadillo, de 22 años, y su hijo de un año y medio, dijeron fuentes de la policía bonaerense.

La mujer y el bebé fueron trasladados de urgencia al Hospital Paroissien, de la localidad de Isidro Casanova, con quemaduras de gravedad en sus cuerpos. Ambos se encuentran entubados y con pronóstico reservado. El niño, en tanto, fue derivado de urgencia al vecino Hospital de San Justo.

La policía detuvo a la pareja actual de Delgadillo, identificado como Agustín Sebastián Sayago, de 20 años. Según su relato, salió el sábado con su novia por la zona de Rafael Castillo y la dejó en la esquina de su casa. En ese momento, siempre según su declaración, apareció en lugar su exnovia, a la que identificó como Liz Magnolia Ortega Castillo, de 22 años. Sin decir una palabra, la mujer habría rociado a las víctimas con un líquido inflamable y prendido fuego.

Luego del ataque la joven agresora escapó, entonces, la actual pareja de Delgadillo dijo que persiguió a la atacante hasta que le dio alcance, pero la dejó ir ante las amenazas recibidas por parte de la mujer.

La justicia libró orden de captura contra la supuesta atacante y su actual pareja. El novio de la víctima quedó detenido en forma preventiva mientras se cumplen distintas diligencias en procura de esclarecer cómo se produjo el ataque. Y la Justicia  inició actuaciones por “tentativa de homicidio calificado”. También dispuso cuatro allanamientos de urgencia para lograr localizar a la presunta agresora.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!