RÍO GALLEGOS- Durante la madrugada y la mañana del 25 y 1º de enero se realizaron controles preventivos en distintos puntos de Río Gallegos, donde la circulación estaba permitida -como en toda la provincia- hasta las 3 de la madrugada.

En esos horarios se registraron dos choques: el primero por una cubierta que explotó y el restante por la ingesta de alcohol.

El primero de los incidentes tuvo lugar en la rotonda de Gendarmería Nacional y Lisandro de la Torre, a metros del Concejo Deliberante, y no hubo personas lesionadas.

El restante se registró en la autovía 17 de Octubre, a la altura de una conocida concesionaria de autos, cerca de las diez de la mañana del viernes. El mismo fue protagonizado por una mujer policía que circulaba a bordo de un Peugeot 206.

Como se pudo constatar, el test de alcoholemia de la conductora dio positivo, y se procedió al secuestro del rodado.

Fuente: La Opinión Austral