MÉXICO (ADNSUR) - Una mujer de 30 años está acusada de matar a su hijo autista con un martillo en la ciudad de Pachuca (México).

La madre explicó a las autoridades judiciales que su hijo, de 15 años, tenía autismo. El día de los hechos, la mujer había salido con él a comer a un mercado de la zona.

Angustiado porque no quería usar el baño del establecimiento, la madre llevó al menor a la casa de la abuela. Allí, la mujer explicó que su hijo la atacó sin motivo aparente. La tomó del brazo, la mordió, y luego agarró un martillo y le quizo pegar con este objeto, según detalló Televisa. 

En medio del forcejeo, la mujer dijo que perdió la razón, le quitó el martillo y le pegó en la cabeza. La señora no se había dado cuenta de lo que había hecho hasta que vio a su hijo tumbado en el piso.

Al declarar, la presunta responsable creyó que había golpeado a su hijo una sola vez, pero la necropsia arrojó que el adolescente había sido golpeado en 30 ocasiones.

La jueza del caso dictó que la acusada fuera vinculada a proceso, pero también ordenó que fuera remitida al Hospital para someterla a una evaluación psiquiátrica.