El pasado 25 de abril, una comerciante estaba en horario de cierre de su negocio, en en Santiago del Estero, cuando un hombre ingresó a la fuerza e intentó abusarla sexualmente. Si bien ocurrió a finales del mes de abril, recién este martes el caso tomó trascendencia a raíz de que el fiscal solicitó la prisión preventiva para el acusado. 

Para evitar que el hombre abuse de ella, la mujer le mordío parte de la lengua y provocó una grave lesión en el acusado. El hombre la manoseó y besó en contra de su voluntad, y ella actuó en defensa propia. 

Hospital en Santiago del Estero.
Hospital en Santiago del Estero.

Vendeme unas zapatillas. Mañana debo viajar y las necesito”, habría solicitado. En ese momento, la empleada respondió que ya estaba cerrando. “Por favor, preciso las zapatillas”, insistió el sujeto.

Ella había accedido a venderle el calzado, pero el desconocido aprovechó para empujarla y tomar control de la zapatería. Por lo que se pudo saber, la agredió a trompadas y condujo a un sector alejado. 

La mujer le mordió con tanta fuerza la lengua que le arrancó una parte. El dolor doblegó por un instante al abusador. Comenzó a sangrar profundamente, pero de nuevo recuperó el control de la situación y empujó a la damnificada al sector de las cajas, con la intención de que abriera las cajas y le entregara la recaudación.

El hombre terminó arrebatándole el celular y se fue corriendo, mientras ella quedó paralizada, y con mucha sangre en la boca y su vestimenta. En ese momento, cuando vio salir al delincuente, le avisó a la policía y los investigadores comenzaron a sacar fotos, y encontraron un pedazo de la lengua del criminal tirada en el piso.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!