SAN LUIS (ADNSUR) - La Justicia investiga la muerte de Florencia Magalí Morales, una mendocina de 39 años, quien se encontraba detenida en una comisaría de San Luis por haber violado el aislamiento por coronavirus.

Florencia fue hallada muerta este jueves el interior de una celda de la comisaría 25 de la localidad de Santa Rosa del Conlara, donde la mujer vivía hace aproximadamente un año. Fuentes policiales indicaron que el cuerpo fue encontrado en un recorrido del personal de guardia de esa comisaría: tenía en su cuello un cordón, que se cree era de la capucha del buzo que vestía, y que estaba atado a la bisagra superior de la puerta de la celda.

La mujer había sido detenida el domingo cuando iba en bicicleta. Según el parte policial, no hizo caso a la voz de alto y la trasladaron a la comisaría. Según la Policía, ya en la dependencia  se identificó y alegó que no tenía su DNI aunque aportó su número. “Al ser notificada de que iba a quedar detenida, intenta darse a la fuga forcejeando con dos policías de guardia, rasguñando en la mano a un tercero”, señalaron.

La justicia ahora abrió una la investigación para conocer las causas de la muerte de Florencia, luego de que el Jefe de la Policía de San Luis, comisario general José Darío Neira, iniciara un sumario administrativo para determinar si hubo alguna responsabilidad de los policías encargados de custodiarla, así lo informó Telefe Noticias.