COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Un confuso episodio de violencia terminó con una denuncia por violencia policial en Cerro Centinela. El hecho ocurrió en la madrugada del lunes 15 de febrero cuando se produjo un ataque a la Sub Comisaría local que derivó en un enfrentamiento dentro de un domicilio.

Eva es la hija del hombre que resultó herido y que está internado luego del  episodio ocurrido hace 11 días en Cerro Centinela, y asegura que los hechos no fueron como dijo la policía. 

"La policía de Corcovado ha cometido un abuso muy grande con mi papá y hoy su vida está pendiendo de un hilo. Es discapacitado de un brazo", indicó.

Según explicó ese día sus hermanos pasaron por la ruta de acceso a la localidad, y fueron parados por la policía. Cuando se estaban yendo los agentes habrían disparado al piso sin motivo, y lo habrían amenazado con hacerlo desaparecer, indicó la mujer.

Los hombre dejaron la camioneta en la casa de un hermano y volvieron a pasar, esta vez a caballo, y los habrían atacado. “Al ver que iban ellos dos, mi hermano menor de 16 años y mi hermano mayor de 33, la Policía sale directamente de la casa donde ellos viven disparándole. Mis hermanos salen galopando con los caballos y la policía los sigue con un auto particular y sin el uniforme. Ahí le siguen disparando a mi hermano de 16 años, le dieron un tiro en una pierna el cual fue constatado por el cuerpo forense de fiscalía", indicó.

Y continuó: "No contentos con esto, una hora y media después un grupo de 6 policías ingresa a la casa de mi papá y lo acribillaron a tiros, tiene disparos por todos lados, le quebraron la pierna izquierda, a la altura del tobillo, lo golpearon todo, tuvo que ser operado y aparte el delito de golpearlo, pegarle y entrar a un domicilio sin ningún tipo de orden, cometiendo tanta violencia cuando mi papá no tenía nada que ver con lo que había pasado anteriormente", siguió Jaramillo. 

En sus declaraciones a Red43, la mujer negó la existencia de un ataque a la comisaría por parte de sus hermanos y señaló: “contamos con cámaras que enfocan a la comisaría y hemos pedido ver, pero no nos han dado acceso a esas cámaras. En esas cámaras va a salir que mis hermanos no tuvieron nada que ver ni fueron a apedrear la comisaría”.