LAS HERAS (ADNSUR) – Una aberrante violación conmocionó a los vecinos de la localidad de Las Heras, Santa Cruz, al conocer la denuncia de una mujer que aseguró que su ex pareja – un trabajador petrolero – abusó sexualmente de su hijo de tan solo dos años. Pide que la justicia ordene la detención.

J.T. tiene 28 años, es trabajador de una empresa petrolera y fue  señalado por su ex pareja como el abusador del pequeño hijo que tienen en común, mientras él estaba a cargo de su guarda. Según denunció la mujer, el hecho ocurrió tras separarse en el año 2018, cuando de común acuerdo resolvieron que el hombre cuidara al nene que tenía dos años, cuando el tuviera días de descanso. El 12 de abril del año pasado, él le devolvió el nene a su madre y éste no paraba de llorar. En su defensa, el hombre dijo que le había dado ibuprofeno a la criatura y que “hace dos días no hace caca”.

La madre notó algo raro: su hijo no se dejaba limpiar de la cintura para abajo y presentaba cierta irritación en la cola, por lo que decidió llevarlo a la guardia. “A mí se me terminó la vida en ese momento”, dijo la mujer a La Opinión Austral. Las pericias dictaminaron que el nene presentaba lesiones propias de un abuso sexual y que no había sido un solo hecho, sino que fueron reiterados. Ese mismo día presentó la denuncia en la Comisaría Segunda, pero la exposición solamente quedó en eso

Según indicó la mujer, el juez Eduardo Quelín ordenó un allanamiento en su casa y la Policía secuestró algunos elementos de interés y el celular del acusado. Él sólo estableció domicilio por la causa que, en teoría, sigue en busca de más evidencias. Tras la denuncia y el posterior allanamiento,  sólo se ordenó una restricción de acercamiento por 30 días. “Fueron días horribles, me sentía yo la presa, no podía salir y solamente tenía contacto con mi mamá”, dijo la mujer.

Recién en diciembre, el juez había ordenado un careo entre las partes  pero el petrolero decidió no presentarse. Hoy el menor tiene tres años y presenta secuelas: “A veces está bien, pero está muy agresivo”, aseguró su madre.La causa por ahora está parada, y la mujer manifestó que después de la denuncia, el acusado “desapareció”.

Por último, la mujer denunció que en varias oportunidades el abusador la cruzó a bordo de su Ford Fiesta Kinectic “y me tiraba el auto encima. Hice la denuncia contra la hermana de él, porque me amenazó después de la publicación”, dijo.