MADRID - La pandemia de Covid-19 provoca en todo el mundo una multitud de situaciones particulares insólitas. El martes, agentes de la Guardia Civil en Zaragoza fueron a detener a una mujer de unos 40 años a su casa ya que su pareja había los había llamado para denunciarla por haberlo golpeado.

Durante la detención, la mujer les gritó que tenía coronavirus y les escupió. Una vez la trasladaron a las dependencias del Instituto Armado en Casetas, volvió a escupir a los agentes que la custodiaban, según adelantó el diario Heraldo de Aragón y confirmó una portavoz de la Guardia Civil.

A la mujer se le practicaron pruebas de coronavirus y este miércoles, mientras aún estaba pendiente de conocer los resultados, un abogado del turno de oficio recibió el encargo de asistirla legalmente. "Me advirtieron que mi defendida había dicho que tenía coronavirus", detalló Luis Ángel Marcén, quien teme haber sido infectado. "La mujer no se mostró violenta conmigo, pero ese mismo día tuve que asistirla además de a ella, a otras personas en el juzgado de violencia contra la mujer, y a un preso en la cárcel", dijo y se mostró "preocupado" por la exposición a quedar infectados a la que él y el resto de letrados del turno de oficio.

Este jueves las pruebas determinaron que la mujer estaba infectada de coronavirus, según detalla Luis Ángel Marcén, que apunta que los agentes a los que su defendida escupió son un total de "unos siete". 

Desde la Guardia Civil se indicó que los agentes que participaron en la detención de la mujer y también los que custodiaban a la mujer en el cuartel de Casetas siguen el protocolo sanitario, aunque no hicieron público su número ni si alguno de ellos está infectado, precisó El País. 

El defensor, que tiene 35 años y está en buenas condiciones de salud, intentó que le practiquen los análisis para saber si ha sido contagiado, tanto en su centro de salud como en el Hospital Clínico de Zaragoza, y en ambos casos sin éxito. "Me han recomendado que me mantenga en mi casa y que esté a una distancia mayor de un metro de mi novia", comenta.