MAR DEL PLATA (ADNSUR) - Una joven de 17 años fue captadas por las cámaras de seguridad de una galería en el momento en que salía a pedir ayuda. Estaba en estado de shock, no hablaba y sólo pudo decir su nombre, confirmaron luego autoridades policiales.

La joven había sido abusada, y solo llevaba una manta encima, con manchas visibles de sangre.

La joven dijo que fue abusada por su padrastro y también acusó a su madre.

Los efectivos allanaron el domicilio, pero no los encontraron. Los peritos de la Científica no obstante secuestraron en el lugar ropa interior y vendas con manchas de sangre, prendas de vestir y muestras de sangre y semen.

En tanto, la madre y el padrastro de la víctima fueron encontrado cerca de la plaza Colón, a pocas cuadras de distancia, y quedaron detenidos acusados de “abuso sexual agravado por ser la víctima menor de edad y por la situación de convivencia”.