BUENOS AIRES (ADNSUR) - Una joven de 19 años admitió que asesinó a su bebé recién nacido al arrojarlo a la cámara séptica que hay en su casa, en la localidad bonaerense de Adrogué.

Fuentes policiales confirmaron que la mujer fue este martes al policlínico Sofía T. de Santamarina de Monte Grande, donde los médicos constataron que tenía en su vientre restos de placenta, por lo que se le hizo un trabajo de parto para extraerla.

Al preguntarle por el bebé, la joven confesó que lo tuvo en su casa sola, y que luego del nacimiento lo había arrojado a la cámara séptica.

Los médicos dieron aviso a la Policía, quienes fueron hasta la vivienda de la chica, donde se constataron los dichos tras una inspección, indicó TN.

El feto fue llevado o a la morgue judicial para realizarle una autopsia, mientras que la fiscal Marcela Juan, titular de la UFI de Violencia de Género del Departamento Judicial Lomas de Zamora, dispuso la detención de la joven, quien permanecía internada en el Hospital Santamarina con custodia policial.