Una joven de 18 años sedujo y mató al hombre que, según denunció, la violó cuando era una niña. El crimen ocurrió en una ciudad de Honduras el pasado 4 de julio. 

Lisby Dayana Alen Barbales se encontró en un hotel de la ciudad de Olanchito, Yoro, con Martín Adonay Carbajal Sabillón, de 51 años, quien no recordaba a la joven. Ella sacó un arma, le pegó un tiro y murió en el acto. 

Según declaró la joven ante la Justicia local, el hombre asesinado abusó de ella cuando era una niña. Al no obtener justicia por la vía legal, Lisby decidió reencontrarse con su supuesto agresor para un encuentro sexual y allí lo mató.

La joven contó a los agentes que llegaron a la escena del crimen, tras ser avisados por clientes que escucharon los disparos, que mató al hombre porque había abusado de ella cuando era niña, según informan medios locales. Actualmente, Lisby está detenida a la espera de juicio mientras continúa la investigación.

El Ministerio Público de Honduras presentó el requerimiento fiscal en contra de Lisby, quien fue enviada al juzgado, donde se fijó este lunes 12 de julio como día de la audiencia inicial, a fin de presentar las pruebas que apunten a que ella disparó en contra de Carbajal Sabillón.

Las autoridades locales investigan si este caso está relacionado con una supuesta venganza de la joven, quien afirmó haber sido víctima de violación cuando era niña y señaló a Martín Adonay como el responsable.

Según medios locales, ambos entraron al hotel alrededor de las 6:50 de la tarde (hora local) del 4 de julio y a las 9:20 de la noche los empleados escucharon los balazos. Cuando llegaron a la habitación, encontraron el cuerpo del hombre, desnudo y colocado encima de un mueble.

La joven le dio tres balazos a Carbajal Sabillón, uno de los impactos lo tenía en la frente, según información recopilada por los medios locales.