BUENOS AIRES (ADNSUR) - El femicidio de una joven de 18 años conmueve a la ciudad de Rojas, en el noroeste de la provincia de Buenos Aires. Úrsula Bahillo, de 18 años, fue asesinada a puñaladas en el paraje rural de Guido Spano.

El principal sospechoso es Matías Ezequiel Martínez, de 25 años, miembro de una fuerza de seguridad y ex pareja de la joven, quien había sido denunciado por violencia de género y la Justicia le había impuesto una orden de restricción el 5 de febrero.

Los amigos y familiares de la joven se convocaron en la Plaza San Martín de la ciudad y todo terminó con balas de goma, corridas y un patrullero prendido fuego. Tras la dispersión del personal policial, las personas se concentraron en la esquina de la plaza San Martin, en Avenida de 25 de Mayo y Alem.

Patricia Nassutti, mamá de Úrsula, reclamó Justicia: “Hace meses habíamos denunciado el hostigamiento de esta persona hacia mi hija, hasta un fin de semana que fuimos a la comisaria de la mujer y nos mencionaron que no tomaban la denuncia porque era fin de semana”, según detalló el sitio Rojas Ciudad.