RUSIA (ADNSUR) - Rusia se encuentra conmocionada por un brutal crimen protagonizado por una joven de 21 años, quien asesinó a su madre de 40 y le sacó el corazón con un cuchillo de cocina, mientras ésta aún estaba viva.

Esto fue lo que dijeron los fiscales que investigan el caso, luego de la detención de Anna Leikovic, quien es estudiante de medicina que habría usado sus conocimientos para torturar a su madre, apuñalándola con un cuchillo de cocina y luego usando la misma arma blanca para sacarle varios órganos, como los pulmones, el intestino e incluso el corazón.

“Apuñaló a su madre con un cuchillo y luego le cortó el corazón a una mujer viva”, dijo una fuente policial citada por el medio ruso Komsomolskaya Pravda.

La víctima, Praskovya Leikovic, de 40 años, habría llegado de su trabajo en Alemania a su casa la noche del pasado viernes y empezado una discusión con su hija Anna, a quien acusó de estar drogada y amenazó con internarla en una clínica de rehabilitación.

En ese momento, habría reaccionado apuñalándola: “Es difícil de creer, pero ella cortó el corazón en el sentido más literal de la palabra”.

Luego de esto, se habría duchado y arreglado para salir a encontrarse con su novio. Pasaron 72 horas para que la policía la encontrara en la casa de una amiga, dónde fue arrestada y pasó dos días en custodia de las autoridades hasta su audiencia.

Fuente: Crónica TV