CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Una familia oriunda de la localidad bonaerense de Gonzalez Catán asumió el ilícito de haber pintado rocas en el Cañón del Atuel (San Rafael, Mendoza) y fue emplazada por la justicia a reparar el daño ambiental y pagar el costo de la limpieza.

La imagen de las rocas pintadas en ese sector se viralizó a través de redes sociales y hasta en medios de comunicación nacionales, lo que generó la indignación de la población local y turistas. 

“Flia. Peñaranda, González Catán, Bs. As. 07/02/2020", dice el grafiti pintado hace unos días en el Cañón del Atuel.

 

rob f. on Twitter


Tras difundirse rápidamente la foto en redes sociales primero en Mendoza y luego en la televisión nacional, un integrante de la familia Peñaranda se comunicó telefónicamente con el juez de Contravenciones, Oscar De Diego, a cargo del caso. 

El hombre le dijo al juez que se hará cargo del costo de la limpieza, según se informó desde la Justicia. "Manifestó un profundo arrepentimiento por el caso y argumentó que fue una menor quien escribió sobre la piedra. También aseguró que abonará los costos de remoción de las pintadas”, informó el juez este viernes, según publicó la agencia Télam. 

El costo total del operativo de arenado, que se realizará durante los primeros días de marzo, será cargado a la familia Peñaranda, que deberá abonarlo a través de un giro bancario. Cuando se concrete el trabajo y el pago quedará extinta la acción judicial, informó el juez De Diego.