Fue secretaria de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) de Moreno y se encontraba prófuga desde hace tres años, cuando fue acusada de integrar una banda delictiva que falsificaba documentación para poder nombrar auxiliares de escuelas truchos. 

La mujer fue detenida cuando, bajo una falsa identidad, se internó en un hospital de General Rodríguez por padecer coronavirus y quiso hacerse pasar por su hermana.

Se trata de Myriam Juárez, quien fue detenida cuando se encontraba internada en el pabellón para enfermos de covid-19 del hospital Baldomero Sommer. La sindicalista ahora detenida había sido suspendida en su cargo en enero de 2019 por una resolución de la conducción del gremio. 

Una ex gremialista prófuga fue encontrada porque se contagió de covid

Este jueves, al ingresar al centro médico, la mujer se hizo pasar por su hermana y aportó esa falsa identidad. Pero fue localizada y detenida tras una investigación realizada por la DDI de General Rodríguez-Moreno y la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Moreno, a cargo del fiscal Federico Soñora. 

La mujer tenía un pedido de captura desde el 25 de octubre de 2018 en una causa por "asociación ilícita en concurso real con defraudación en perjuicio del Estado reiterado y uso de documento público falso reiterado". Fue luego de una auditoría que realizó la Dirección General de Escuelas provincial y que derivó las actuaciones a la Justicia penal. 

La ahora detenida se desempeñaba como secretaria general de la UPCN de Moreno cuando fue denunciada. "Desde ese momento estaba prófuga. Está señalada como la jefa de una asociación ilícita que vendía títulos truchos desde el Consejo Escolar y tenía gente que cobraba sin trabajar", expresó a la agencia de noticias Télam un vocero con acceso al expediente. 

Tres meses después, una resolución firmada por el secretario General del gremio, Carlos Quintana, determinó el reemplazo de Juarez por la dirigente María Estela Moyano, según dijeron fuentes gremiales a Clarín. 

Juárez se encuentra detenida y aislada en el centro asistencial y se espera que mejore su salud para tomarle declaración indagatoria. 

La mujer formaba parte de una banda integrada por delegados gremiales, funcionarios del Consejo Escolar de Moreno y agentes de la dirección de Escuelas provincial. Tenía un aceitado mecanismo de fraude para conseguir el ingreso de auxiliares truchos en escuelas de esa ciudad. 

Eran personas que no cumplían los requisitos o que estaban inhabilitados para trabajar como porteros. Se estima que la estafa sería por más de un millón de pesos en haberes cobrados de manera irregular. 

Por ahora, no podrá ser indagada por la fiscalía. "Aunque está sin respirador, como esta aislada no puede declarar ni está en condiciones de hacerlo", explicaron voceros judiciales, quienes dijeron que Juárez es custodiada por una consigna policial dentro del hospital. 

Corrupción en Moreno 

La banda de la que formaba parte Juárez y que fue desbaratada en octubre de 2018, estaba integrada por delegados gremiales, funcionarios del Consejo Escolar de Moreno y agentes de la Dirección de Escuelas provincial. 

Ellos tenía un aceitado mecanismo de fraude para conseguir que en escuelas de Moreno ingresaran de auxiliares truchos, personas que no cumplían los requisitos o que estaban inhabilitadas para el trabajo. Se estima que la estafa sería por más de un millón de pesos en haberes cobrados de manera irregular. 

En su momento, la Policía realizó nueve allanamientos en la Municipalidad de Moreno, en dependencias oficiales de La Plata y en domicilios particulares, y logró detener a cuatro de los seis integrantes de la organización: una funcionaria de la Municipalidad de Moreno, su hija y dos empleados del área de contralor del Ministerio de Educación provincial. 

El 9 de febrero de 2017, se denunció en la Fiscalía 4 la falsificación de planillas remitidas a la Dirección de Educación con el objetivo de hacer que un grupo de personas que no trabajaban en escuelas públicas de Moreno cobraran haberes como auxiliares. 

Se constataron casos de agentes que figuraban en los registros, pero que no trabajaban. Y también se descubrió que la documentación para habilitar esos puestos habría sido llevada a La Plata por delegadas del gremio UPCN. 

El expediente sumó denuncias de varios directores de escuelas que constataron irregularidades. 

Elvio Nievas era auxiliar del jardín de Infantes de Cuartel V hasta 2015, pero fue detenido y estuvo preso dos años. Le ofrecieron "hacer gestiones" para que pudiera cobrar esos 24 meses a cambio de 10 mil pesos. Según denunció Nievas, fue Lilian Juarez, exdirectora de Seguridad de Moreno, quien le ofreció la maniobra. 

Pero cuando tuvo que pagar el "trámite", a Nievas le exigieron más dinero. Y como no pudo pagar, Lilian Juárez lo habría amenazado de muerte. Eso determinó la apertura de uno de los expedientes judiciales. Allí se pudo constatar, además, que la funcionaria municipal; su hermana, la ahora detenida Myriam Juarez (titular de UPCN Moreno) y su sobrina Bettiana Arazco ingresaban licencias falsas a cambio de dinero. En la municipalidad de Moreno aclararon que "Juarez fue incluida en la función pública por presión de UPCN".