BUENOS AIRES (ADNSUR) - Esta mañana, unos minutos antes de las 5, la enfermera Griselda Lassala salió temprano de su casa de Florencio Varela para ir a trabajar al Hospital neuropsiquiátrico Braulio Aurelio Moyano de la Ciudad de Buenos Aires. Iba caminando por las calles Islas Orcadas y Rauch cuando de pronto vio algunos hombres corriendo y comenzó a escuchar detonaciones de disparos.

Sin saber lo que sucedía, Lassala trató de refugiarse. Sin embargo, fue alcanzada por uno de los proyectiles provenientes de un tiroteo entre, aparentemente, dos grupos rivales de la zona. La mujer, que tenía 43 años, recibió un tiro en el pecho y perdió la vida en el acto. Según trascendió luego, era madre de tres hijos, uno de 8, uno de 14 y otro de 20.

El hecho se produjo en el barrio Villa Angélica del mencionado partido bonaerense. Tras el tiroteo, los participantes del enfrentamiento armado escaparon, a excepción de uno que fue detenido por la Policía a unos 150 metros del lugar donde Lassala fue baleada, en las calles Islas Orcadas y Arrecifes.

Según informaron fuentes policiales, el arrestado estaba herido y tirado en el suelo: había sido baleado en la zona lumbar. De inmediato fue trasladado al Hospital Mi Pueblo, donde permanece recuperándose.

Hubo además otra víctima del tiroteo: un empleado de una empresa de seguridad privada que vive en la zona fue testigo del hecho y recibió un impacto de bala en la mano. Cuando llegó la Policía, les contó que minutos antes unos tres hombres que iban en un auto se bajaron y comenzaron a disparar contra otros dos que estaban caminando.

 

Efectivos de la DDI de Quilmes y de la Estación Departamental de Policía de AMBA Sur 1 trabajaron en la escena de la balacera. Allí secuestraron un arma de fuego calibre 9 milímetros y 18 proyectiles de distintos calibres.

La causa fue caratulada como “homicidio” y se encuentra a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº 5 de Florencio Varela, que dirige el fiscal Hernán Bustos Rivas. Por estas horas, los investigadores buscaban pruebas y analizaban las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona para dar con los prófugos, uno de los cuales habría escapado a pie saltando muros de viviendas de la cuadra.

También buscan un auto Volkswagen Gol gris en el que se sospecha se movilizaban algunos de los participantes del tiroteo, de acuerdo a la declaración del testigo lesionado en la mano.

En uno de los videos que ya están en manos del fiscal Bustos Rivas se ve al menos a cuatro hombres armados. Primero, dos de ellos se adelantan y uno se cruza de calle apuntando hacia un auto que estaba estacionado con las luces encendidas. En la imagen, segundos después se observa que aparecen por detrás otros dos sujetos, que disparan.

Luego, en medio de los fogonazos, uno de los tiradores es herido, cae al suelo y se aleja del lugar arrastrándose, mientras que su cómplice huye corriendo.

Fuente: Infobae